CANCIÓN NACIONAL DE CHILE
clic aquí para descargar versión wma
clic aquí para descargar versión midi
Música: Ramón Carnicer (1828)  - Letra: Eusebio Lillo (1847) - Coro: se conserva de la letra original del himno de 1820, de Bernardo de Vera y Pintado (letra) y Manuel Robles (música). El coro y la quinta estrofa, están destacados en "negrita" por cuanto eso es lo que oficialmente se canta de nuestro Himno Nacional.

Coro (*)

Dulce Patria, recibe los votos
Con que Chile en tus aras juró
Que o la tumba serás de los libres
O el asilo contra la opresión.

I

Ha cesado la lucha sangrienta;
Ya es hermano el que ayer invasor;
De tres siglos lavamos la afrenta
Combatiendo en el campo de honor.
El que ayer doblegábase esclavo
Libre al fin y triunfante se ve;
Libertad es la herencia del bravo,
La Victoria se humilla a sus pies.

II

Alza, Chile, sin mancha la frente;
Conquistaste tu nombre en la lid;
Siempre noble, constante y valiente
Te encontraron los hijos del Cid.
Que tus libres tranquilos coronen
A las artes, la industria y la paz,
Y de triunfos cantares entonen
Que amedrenten al déspota audaz.

III

Vuestros nombres, valientes soldados,
Que habéis sido de Chile el sostén,
Nuestros pechos los llevan grabados;
Los sabrán nuestros hijos también.
Sean ellos el grito de muerte
Que lancemos marchando a lidiar,
Y sonando en la boca del fuerte
Hagan siempre al tirano temblar.

IV

Si pretende el cañón extranjero
Nuestros pueblos osado invadir;
Desnudemos al punto el acero
Y sepamos vencer o morir.
Con su sangre el altivo araucano
Nos legó por herencia el valor;
Y no tiembla la espada en la mano
Defendiendo de Chile el honor

V

Puro, Chile, es tu cielo azulado,
Puras brisas te cruzan también,
Y tu campo de flores bordado
Es la copia feliz del Edén.
Majestuosa es la blanca montaña
Que te dio por baluarte el Señor,
Y ese mar que tranquilo te baña
Te promete futuro esplendor.

VI

Esas galas, ¡oh, Patria!, esas flores
Que tapizan tu suelo feraz,
No las pisen jamás invasores;
Con tu sombra las cubra la paz.
Nuestros pechos serán tu baluarte,
Con tu nombre sabremos vencer,
O tu noble, glorioso estandarte,
Nos verá combatiendo caer.

 


ADIÓS AL SÉPTIMO DE LÍNEA
clic aquí para descargar versión wma
clic aquí para descargar versión midi
Compuesto José Goles, G. Ipinza y Luis Mancilla. Constituye un homenaje inmortal al glorioso Regimiento "Esmeralda", el glorioso Séptimo de Línea. El bello himno se ha convertido en la canción oficial de los actos institucionales conmemorativos de los episodios de la Guerra del Pacífico. Además, uno de sus autores, Goles fue también uno de los fundadores de la Sociedad de Autores y Compositores Chilenos, actual Sociedad Chilena del Derecho de Autor.

Bizarro regimiento
llegó la hora del adiós
que marcó la heroica senda
de nuestra gloria y del honor.

Al Séptimo de Línea
escuela y templo del valor
que al partir juramos todos
conservaremos la tradición.

Y al son vibrante de clarines
ya marcha la tropa valiente buscando la gloria
legión de bravos paladines
camina forjado de acero del temple mejor.
Redoblan los tambores
del regimiento que se va
en su son se escucha el ritmo
de nuestro propio corazón. (Bis)

Con pie sereno marcharemos
al brazo el arma que entrará en acción
sin descansar hasta lograr
honrar con la victoria al pabellón.

Al rudo frente partiremos
que allá a lo lejos anunció el cañón
con su fragor atronador
nos colma de guerrera decisión.

Volverán sin ser los que partieron
faltarán algunos que murieron
honrarán la patria todos ellos
para siempre, para siempre su memoria guardará.
Volverán las almas de los héroes
a jurar de nuevo a su bandera
formarán las filas más guerreras
en gallarda nube tricolor. (Bis)

Adiós al regimiento que se va
adiós, adiós, Adiós.


LOS VIEJOS ESTANDARTES
clic aquí para descargar versión wma
clic aquí para descargar versión sólo voces wma
Himno del Ejército de Chile. La letra es de Jorge Inostrosa y la música de Guillermo "Willy" Bascuñan. Está inspirado en el histórico regreso triunfal del General Manuel Baquedano a Valparaíso, en marzo de 1881, en medio de una extraordinaria y apoteósica recepción masiva del pueblo chileno, que convirtió el arribo de sus guerreros en una sorprendente celebración llegando a poner en aprietos el ajuste de tan notables ceremonias a los protocolos establecidos. El día 4, los 52 mineros sobrevivientes de la primera generación del Regimiento Atacama (originalmente de 600) fueron homenajeados por la multitud y el día 10 llegó Baquedano y sus hombres en el "Itata". La ovación popular que los recibió no tiene precedentes en la historia de Chile: el puerto estuvo tapizado de flores y banderas durante estas recepciones y se hizo transitar al General invicto bajo 23 arcos de victoria dispuestos a su paso. El himno inmortaliza en su título la profunda impresión que quedó en las masas presentes al ver, entre aquellos aguerridos, esos "viejos estandartes" de regreso en su patria, ya gastados, desgarrados, atravesados por proyectiles y grises, sin su lustre original, pero cargados de honor y victoria.
La versión de audio que aquí señalamos en solamente voces, corresponde a la notable interpretación del grupo chileno "Los Cuatro Cuartos"

Coro:

¡Ahí van los infantes de bronce,
fuego artillero de hierro,
y al viento sus sables y lanzas,
a la carga, los jinetes de plata!

I

Cesó el tronar de cañones,
las trincheras están silentes,
y por los caminos del norte
vuelven los batallones,
vuelven los escuadrones,
a Chile y a sus viejos amores.
En sus victoriosas banderas
traen mil recuerdos de gloria;
varas desgarraron sus cejas
y sus estrellas muestran
honrosas cicatrices de guerra.

II

Cruzando arcos triunfales,
tras de sus bravos generales,
que aunque pasan heridos
van marchando marciales,
van sonriendo viriles,
y retornan invictos,
pasan los viejos estandartes
que en las batallas combatieron,
y que empapados en sangre
a los soldados guiaron
y a los muertos cubrieron
como mortaja noble.


HIMNO DE LA VICTORIA DE YUNGAY
clic aquí para descargar versión musical wma

clic aquí para descargar versión cantada wma
Tras la gloriosa victoria chilena sobre las fuerzas del Protectorado de Santa Cruz, en Yungay (1839), el episodio se inmortalizó con la construcción de la famosa Plaza de Yungay de Santiago, y se le encargó al talentoso compositor musical don José Zapiola Cortés la creación de una marcha que pasaría a la historia como el "Himno de Yungay", aquel mismo año triunfal, con un compás tan encendido y un lirismo tan patriótico que rápidamente se incorporó en la sociedad, casi como si fuese otra canción popular, e incluso como segundo himno nacional, en aquellos tiempos donde los símbolos patrios de Chile aún eran jóvenes.

Coro
Cantemos la gloria
del triunfo marcial
que el pueblo Chileno
obtuvo en Yungay

I
Del rápido Santa
pisando la arena
la hueste chilena
se avanza a la lid.
Ligera la planta
serena la frente
pretende impaciente
triunfar o morir

II
¡Oh! Patria querida,
que vidas tan caras
ahora en tus aras
se van a inmolar
Su sangre vertida
te da la victoria;
su sangre a tu gloria
da un brillo inmortal.
III
Al hórrido estruendo
del bronce terrible
el héroe invencible
se lanza a lidiar.
Su brazo tremendo
confunde al tirano
y el pueblo peruano
cantó la libertad.

IV
Desciende, Nicea,
trayendo festiva
tejida en oliva
la palma triunfal.
Con ella se vea
ceñida la frente
del jefe valiente
del héroe sin par.

YO TENIA UN CAMARADA
clic aquí para descargar versión wma
De Uhland y Silcher, su título original es "Ich hatt' einen Kameraden". Corresponde al hermoso himno institucional las Fuerzas Armadas de Chile, también incorporado desde antaño entre los símbolos de los grupos de orientación nacionalista en Chile.

I

Yo tenía un camarada
Otro igual no encontrará
Siempre a mi lado marchaba
Y si a fuego el clarín tocaba
Al mismo paso y compás (Bis)

II

Silbando viene una bala
Es para mi o es para el
Le toco a el lo siento
Yace a mis pies sangriento
Como un pedazo de mí (Bis)
III

Quieres tu darme la mano
mientras yo cargo el fusil
no puedo darte el agüero
vive feliz camarada
se valiente y varonil. (Bis)

HIMNO DE LA ARMADA DE CHILE: "BRAZAS A CEÑIR"
clic aquí para descargar versión wma
Himno de la Armada de Chile, compuesto por el Suboficial Mayor IM. (Ms.) Sr. Luis Mella Toro. Se le considera uno de los himnos más hermosos de alguna institución armada.

Listos a cazar las velas
tesa, Brazas a Ceñir.
Aprovecha bien, la brisa del sur
que nos haga raudo navegar.
Se aproxima la tormenta,
Las menores a cargar;
rumbo siempre igual
quiero imaginar
un puerto donde fondear.

Marino, sin vacilar,
Navega con un cantar
lejos te esperan mil dichas
que no podrás olvidar.
Tu nombre no has de manchar
gigante del ancho mar,
este es el lema, marino,
cumple con tu deber
y vencerás.

Veleros son mi pasión
emblema mi tricolor,
es tu velamen baluarte
de patriotismo sin par.
Contigo bravío mar,
la lucha quiero entablar;
mi alma se siente vibrante
y siempre triunfante
del temporal.

HIMNO DE LA ESCUELA NAVAL "ARTURO PRAT"
clic aquí para descargar versión wma
Esta extraordinaria pieza marcial fue creada por el compositor español Luis de Retana, contratado por el subdirector de la época, el Capitán de Fragata Lautaro Rosas Andrade. La lírica deposita deliberadamente sobre los cadetes en formación, todo el peso de la tradición naval representada por la figura insigne del Capitán Prat y sus valientes, cuyo ejemplo se exige seguir. Retana permaneció trabajando como profesor de música en la Escuela entre los años 1916 y 1918. El himno fue interpretado por primera vez el 21 de mayo de 1918, convirtiéndose en todo un símbolo de la Armada Chilena.

I

Los cadetes navales chilenos
por la patria juramos morir,
y pasear su bandera sin mancha
por los mares, de uno a otro confín.

II

En la lucha por grande que sea,
nuestra espada sabrá defender
el honor de esa invicta bandera,
que del mundo el asombro ha de ser.

III

¡O triunfar en gigante pelea
o morir con orgullo y honor,
pues jamás el cadete chileno
arriará su glorioso pendón.

IV

Así Prat con sus bravos marinos,
por la patria su vida rindió,
y cubrió de laureles el barco,
que a su peso tan solo se hundió.


LOS NIBELUNGOS
clic aquí para descargar versión wma
Magistral marcha del insigne compositor alemán Richard Wagner, que fue incorporada a la Armada de Chile durante el proceso de prusianización institucional de fines del siglo XIX y principios del XX. Esta magnífica pieza ha pasado a convertirse en uno de los símbolos de la rama castrense, especialmente de la Banda de Guerra de la Escuela Naval "Capitán Prat".


HIMNO DEL REGIMIENTO REFORZADO Nº 4 RANCAGUA

A los bravos de Arica cantemos
recordando sus triunfos sin fin
cien victorias por ellos tenemos
con la espada del gran San Martín

Ya suena la diana del Cuarto de Línea
recuerdan mañana de lauros sin par,
del Maipo al Mirave al fiero Rancagua
la fama no sabe ya como el ensalzar

Las glorias cantemos de aquellos cuartinos,
que ayer aclamamos, venciendo en Maipú
son huested brillantes de nuestra bandera
pasearon triunfantes de Chile al Perú.

Son esos guerreros que fueron invictos,
de cuyos aceros la patria surgió.
sus almas valientes se funden al fuego
de llamas potentes que chile les dio.

Callao, Moquegua, Locumba, Tarata,
Pudeto sin tregua Felipe el Real.
son páginas de oro del viejo Rancagua
que ayer en Arica fue huested inmortal.

A los bravos de Arica cantemos...


LA TOMA DEL MORRO
clic aquí para descargar versión wma
Hermosa canción cachimbo escrita por Jorge Inostrosa y con música de Guillermo "Willy" Bascuñán para el radioteatro original de "Adiós al Séptimo de Línea". La versión que aquí reproducimos en audio es la del grupo de música tradicional y folklórica chilena "Los Cuatro Cuartos".

I

La noche se escapa en sombras,
Arica está soñolienta;
la arena cubre el silencio
de las pisadas resueltas.
Tres regimientos marchan
hacia la muerte, hacia la gloria;
con sangre el Morro espera:
esa madrugada teje su historia.

II

Ya vienen subiendo el Morro
los del Tercero de Línea,
y el Cuarto en el flanco izquierdo
toca a degüello, los corvos brillan,
y entre los estampidos,
voces que gritan "¡vamos pa' arriba!"

III

Se abre la camanchaca
como telón de combate;
subiendo van los soldados,
subiendo sus estandartes.
Los del Cuarto de Línea
ganan terreno, pierden su vida:
"¡Hay que tomarse el Morro,
vamos pa' arriba, vamos pa' arriba!"

IV

Están llegando a la cumbre
ya los del Cuarto de Línea,
y las últimas defensas
están cayendo, todo termina,
y entre los estampidos,
voces que gritan "¡vamos pa' arriba!"


HIMNO DE ARICA
clic aquí para descargar versión wma
Del poeta patriota y gran compositor ariqueño Pedro Ariel Olea, estrenado el 25 de marzo de 1955 en el Morro de Arica, ante la presencia del Regimiento Rancagua y la masiva concurrencia de la comunidad ariqueña enarbolando bosques de banderas chilenas. Su belleza y su encendida lírica dejaron perplejos a los presentes, provocando un súbito estallido de alegría y fervor. Llegó a ser tan querida y elogiada que trascendió la región convirtiéndose en canción popular, con el nombre de "Arica, siempre Arica". La versión que aquí reproducimos cuenta con la voz magistral de su intérprete original, el cantante y político Juan Guillén Canales, quien lo siguió interpretando oficialmente hasta su fallecimiento, en abril de 2001.

I

Es tu lema la paz
Y es tu grito libertad
Tierra señalada
De inmortalidad

II

Es tu Morro imponente,
Besado por el mar,
Símbolo de gloria
Patria y lealtad.

III

En nuestro corazón
Hay un himno vibrante para ti;
Clamor de multitud,
Juramento de fe en el porvenir

IV

Tu noble pabellón
Con las glorias de junio se cubrió
¡Arica, siempre Arica,
siempre Arica, hasta morir!


"FIRME LA QUINTA"
(HIMNO DE LA 5ta COMPAÑÍA DE BOMBEROS "ARTURO PRAT")

clic aquí para descargar versión wma
En 1872 se formó espontáneamente una bomba contra incendios integrada por jóvenes y patriotas voluntarios, la mayoría estudiantes de Santiago, que ingresaron al año siguiente al Cuerpo de Bomberos de Chile y fueron reconocidos formalmente como tales. Bautizados como la Quinta Compañía de Bomberos de Santiago, se hicieron llamar la "Bomba América". Sin embargo, el glorioso episodio naval del 21 de mayo de 1879, produjo un impacto tan profundo en la vocación de servicio de los miembros de la famosa "Quinta", que decidieron rebautizar la bomba como "Arturo Prat". Actualmente, la compañía tiene su base en Av. Nataniel Cox esquina Alonso de Ovalle, Santiago Centro. Grandes hombres de honor inspirados en el sacrificio del héroe de la Rada de Iquique, han pasado por sus cuarteles e incluso han entregado la vida en actos de servicio para esta histórico grupo de voluntarios. Por asombrosa y simbólica coincidencia, la sede del Instituto Histórico Arturo Prat se sitúa precisamente en la calle (Ruperto) Marchant Pereira, nombre de uno de los fundadores de la "Quinta" quien dejó como dolor esta tradicional Compañía en 1876 para tomar los hábitos religiosos, siendo después presbítero y capellán militar con participación destacada durante la Guerra del Pacífico.

Escucháis la voz del bronce
Que en la noche audaz retumba
Y de lo alto de la torre
Al que duerme en paz retumba
Es la voz de la campana
que imperiosa nos reclama .....

Corazón que aviva el golpe
dentro del pecho se acelera
y jadeantes al galope
corceles en gran carrera
afanosos y altaneros
arrastrando humeante acero

A lo lejos roja aurora
ensangrienta todo el cielo
es la hoguera pavorosa
que quema el hogar labriego
acudir a combatirla
nos ordena la consigna...
En la lucha tan incierta
animosos a trabajar
y serpientes las mangueras
palpitantes vencerán
si una mano bien segura
vigorosa las ayuda...

De improviso todo calla
todo en calma vuelve a estar
y de la casa salvada
un hurra se oye gritar

Es la Quinta siempre firme
Es la Quinta siempre igual....
Es la Quinta siempre firme
Es la Quinta siempre igual...
Es la Quinta siempre firme
Es la Quinta siempre igual.

 


POR DETRÁS DE LA FAROLA
clic aquí para descargar versión wma
Colorida cueca chora dedicada al Capitán Arturo Prat, en la interpretación de los folkloristas populares El Perico, Eduardo Mesías y Compañía. Rescata la lírica y las melodías con que los rotos chilenos homenajearon la memoria de sus héroes y superiores después de la guerra. Muchas de estas canciones están basadas en piezas aun más clásicas que circulan en el ambiente del folklore urbano.

Por detrás de la farola,
Valiente Prat
Caramba, viene un barquito a la vela
Sí, ayayai
Caramba, viene un barquito a la vela
Sí, ayayai

Caramba, vi será la Chacabuco,
Valiente Prat
Caramba, que viene mares afuera
Si, ayayai
Caramba, por detrás de la farola
Si, ayayai

Por detrás de la loma,
Viene cantando siempre Prat
Una cueca chilena,
La están bailando, si, ayayai
Por detrás de la loma,
Viene cantando Valiente Prat

La están bailando, si
Y al Cerro Alegre Valiente Prat
Vamo' a bailar una cueca, y al pasto verde
Si, ayayai
A bailar una cueca, a pasto verde
Valiente Prat


MUSEO VIRTUAL DE LA GUERRA DEL PACIFICO - www.guerradelpacifico1879.cl
Salvo en los casos en que se indican fuentes externas, los contenidos y las piezas expuestas en esta página son de la propiedad intelectual del investigador histórico Marcelo Villalba Solanas. Cualquier reproducción total o parcial del dicho material que no cuente con su autorización ni con la referencia de fuente, será penada por la ley.